Cuaderno de las Finales: Game 5

No lo olvidaremos jamás.

Elio Martínez.

“Mis rezos están con KD, nos ha dado lo que podía… Tengo un torrente de emociones ahora mismo”.

Stephen Curry, recién terminado el partido que daba vida a sus Warriors siendo el máximo anotador de la noche con 31 puntos, recordaba a su compañero caído en combate. Durant se había vuelto a lesionar al poco de comenzar el segundo cuarto. Sin que nadie le tocase, haciendo un movimiento de ataque, el 35 se tiró al suelo siendo consciente de que algo en su pierna derecha no iba bien.

Lo que no sabía Durant en el momento de la lesión y Curry cuando hablaba a cámara es que Durant había sufrido la que es una de las lesiones más devastadoras en el baloncesto, la (parece que) ruptura del tendón de Aquiles. A la espera de que una resonancia magnética lo confirme este martes, las lágrimas de Bob Myers lo hacían de forma oficiosa. 

En el momento en el que cayó Durant se pudieron captar varias instantáneas que serán difíciles de olvidar. Durant pidiendo el cambio mirando al banquillo. El público de Toronto vitoreando lo sucedido. Kyle Lowry reclamando comprensión a sus aficionados. Drake maldiciendo lo ocurrido “Fuck!”. Iguodala sujetando a Durant en su camino a vestuarios. Los aficionados del Scotiabank Arena, respondiendo como debían haber hecho al principio, con una ovación y muchos “KD, KD, KD”. Curry detrás de Iguodala y Durant hasta el vestuario, sin importar lo que sucediese en pista, quería estar con su compañero.

Planteamiento

La noche había empezado magnífica con el anuncio del retorno de Durant. Doris Burke (ESPN) daba la información de última hora afirmando que los Warriors no iban a imponer restricción de minutos al alero y que no había miedo a su recaída o que pudiese sufrir una lesión grave. 

El himno de Canadá, justo antes de las presentaciones, era la guinda del pastel antes de que empezásemos a comérnosolo.

Tras 12 minutos, 28-34 en el marcador, 10 puntos de Marc Gasol y 31 combinados entre Durant, Curry y Thompson. Todo hacia presagiar un partido magnífico, de los que hacen historia. A los dos minutos del segundo cuarto todo cambió. La lesión de Durant provocó un impacto muy grande en ambos equipos. 

Nudo

En ese momento los Warriors ganaban por 5 puntos, ventaja que pese al palo recibido por lo de Durant aumentó hasta los 11 puntos antes del descanso y 14 en el tercero (63-77). ¿Cómo lograron los Warriors remar río arriba de tal forma? ¿Cómo se sobrepusieron a un golpe tan terrible?

Bueno, la salida de Durant provocó que Cousins entrase por primera vez en el partido y esta vez tocó su versión más decente de lo que se le puede pedir ahora mismo. Metió 4 de sus primeros 5 tiros y en 7 minutos ya sumaba 9 puntos y 5 rebotes, creando una nueva amenaza para la que Toronto no parecía preparado en ese momento.

El peso de Cousins se mantuvo durante el partido y el pívot llegó a los 14 puntos y 6 rebotes en total, pero mientras tanto los Raptors, muy desafortunados en los triples, lograron disminuir la distancia hasta los 6 puntos faltando 12 minutos.

Desenlace

Los 24 minutos del segundo y tercer cuarto habían concluído con un 50-50 (28-28 y 22-22), por lo que el último periodo iba a ser el de los nervios y la gloria para unos o los nervios y la heroicidad para otros. Cuando pueden ser los últimos 12 minutos de la temporada NBA no cabe opciones de otro modo.

A mitad del cuarto, Toronto había acortado diferencias pero seguía a 4 puntos de distancia (91-95). Tres minutos y medio después, un parcial de 12-2 con 10 puntos consecutivos de Kawhi Leonard dominando a sus rivales daba la ventaja a Toronto y parecía poner el título en bandeja (103-97). Toronto estaba a tres minutos de ser campeón de la NBA.

En ese momento los Warriors estaban idos, fuera del partido, precipitados y erráticos. Pero en esas que la ayuda llegó desde el sitio más inesperado. Nick Nurse, entrenador de los canadienses, pedía tiempo muerto con su equipo 6 arriba, posesión y 3:05 por delante. Lo que siguió a continuación fue el final del momentum de Toronto y lo típico de los Warriors: tres triples seguidos de Klay (2) y Curry para dar la vuelta al partido y dejar a Toronto con la miel en los labios.

Los fallos

Quedaban 57 segundos cuando Thompson anotó su último triple y la canasta definitiva de Golden State. En el tiempo que restaba llegó el carrusel de fallos por parte de todos: Marc Gasol erró un tiro, Draymond Green hizo campo atrás, Cousins puso un tapón ilegal, Cousins cometió falta en ataque y Lowry falló un triple que parece que punteó Green aunque en las estadísticas oficiales no figura como tapón.

El detalle

¿Por qué tiro Lowry el último tiro? La pregunta también se la hicieron a Leonard en rueda de prensa. “Vinieron a hacerme un dos contra uno”, respondió riéndose de la pregunta, como diciendo qué quieres que haga en esa situación, ya has visto que era un dos contra uno, no preguntes obviedades.

Andre Iguodala, horrible en ataque toda la noche (5 puntos, 2/7 en tiros fallando lanzamientos abiertos uno tras otro), estuvo muy atento a la jugada decisiva y acudió a la ayuda de Klay Thompson en cuanto Kawhi parecía que iba a superarle. De ninguna manera iba a permitir Iggy que Leonard tuviese el último tiro.

Por eso Kerr sigue confiando en él.


Adiós al Durant que conocemos

Voy a escribir esto desde las emociones. Apenas he dormido pero desde que vi caer a Durant supe que hoy no podría hacerlo.

Estos días no he querido hablar acerca del supuesto fin de la dinastía de los Warriors porque las Finales aún no habían terminado y, aunque ganase Toronto, los Warriors del año que viene tenían opciones de ser aún mejores que los de este. Simplemente con tener a Durant sano en los playoffs de 2020 ya lo serían.

Tampoco quise abundar en el tema de Durant y su supuesta falta de coraje para luchar contra una lesión como sí lo hacían Thompson, Looney, Cousins o Iguodala. Desde San Francisco algunos periodistas filtraban cosas feas sobre supuestos enfados de los jugadores y directivos de los Warriors porque Durant no volvía, pero no me creía mucho que eso pudiese ser así.

Esto fue lo que escribí hace un par de días:

El caso es que según pasan los días parece que Durant no va a volver y por tanto hay que tener en cuenta dos cosas. 

Una, que como se dijo desde el principio desde algunas fuentes médicas esta lesión le podía lastrar el resto de su carrera si no volvía plenamente recuperado. Se puede dar por hecho que es así, porque de lo contrario Durant ya habría vuelto.

Dos, que si los Warriors acaban perdiendo se va a iniciar una corriente acusadora hacia Durant por no haber regresado como sí han hecho dos compañeros suyos lesionados como son Looney y Thompson.

Durant y los Warriors terminarán obligados a dar explicaciones —reales o no— de la situación vivida, de si ha habido alguna recaída en el proceso y de por qué no se ha forzado más desde el club y desde el alero para jugar.

Repasemos.

Una, efectivamente la lesión de Durant era peligrosa y había razones para que demorase su retorno lo máximo posible. La lesión del Aquiles es diferente a la de la pantorrilla según ha explicado Myers, pero ambas están íntimamente relacionadas. Por tanto sí podía provocarle problemas para el resto de su carrera y no hubiese estado de más comentarlo desde la franquicia.

Dos, esa corriente acusadora iba a existir porque los Warriors no dieron los detalles oportunos para zanjar la disputa o si los dieron fue muy tarde. Como organización actuaron de acuerdo a lo que pensaron que resultaba mejor para sus intereses y los del jugador. Dieron partes médicos de forma semanal al principio y partido a partido en las Finales. Pero actuando así daban esperanzas y ansias a aficionados, directivos y al propio jugador. El 3-1 hizo el resto.

Ahora toca esperar a los resultados de la resonancia magnética que harán a Durant este martes. Si se confirma lo peor, que así parece, habrá muchos ángulos sobre los que hablar.

  • ¿Qué contrato le ofrecerán los Warriors a Durant?

  • ¿O acordarán con él no firmar un nuevo contrato y que se acoja a su opción de jugador de 31,5 millones por un año mientras se recupera? (Porque doy por hecho que Golden State ofrecerá un contrato a Durant debido a lo sucedido)

  • ¿Seguirán algunos jugadores estrella eligiendo contratos de 1+1 en lugar de contratos de 4 y 5 años por 200 millones de dólares? (A LeBron le salió bien, a Durant no).

  • ¿Qué van a hacer los equipos que tenían pensado ir a por todas con el tema Durant? 

  • ¿Cómo afectará esto al resto de la NBA?

  • Y ya entrando en el terreno de la especulación, porque nadie salvo los protagonistas saben si esto es real o no. si Durant tenía claro que se iba a ir a otro equipo y todo estaba acordado por debajo, ¿en qué situación queda para las dos partes ese acuerdo tácito ahora?

Y por último, fuera del guion, que parece que ha pasado a un segundo plano… ¿Qué equipo ganará las Finales de la NBA en 2019?

Suscríbete


Esta publicación es gratuita para todos. Considera la opción de suscribirte a Extra nbamaniacs para no perderte ninguno de nuestros envíos. Mañana, podcast; el jueves, un libro NBA por dentro y sorteos; el viernes, más Finales. ¡Anímate!