La irrupción de Sam Presti

Los grandes general managers (VII).

Superada ligeramente la cuarentena —hablamos de edad, no de secuelas pandémicas—, Sam Presti es una figura veterana en los despachos de la NBA. Recaló en la franquicia en 2007 con apenas 30 años y la etiqueta de ‘Golden Boy’ para hacerse cargo del rumbo deportivo del equipo, que quemaba sus últimos cartuchos en Seattle. Desde entonces, Presti ha experim…

This post is for paying subscribers