Los 76ers de Erving y Malone

Equipos de leyenda (I)

Boston Garden. Séptimo partido de las Finales del Este de 1982. A falta de medio minuto para el final, Danny Ainge anota un triple irrelevante. El marcador refleja una ventaja de doce puntos a favor de los 76ers. La suerte está echada y los aficionados locales empiezan a corear una frase que ha quedado grabada en la hemeroteca de la NBA. “¡Beat L.A.! ¡B…

This post is for paying subscribers