★ Noche de Finales

Y el sufrimiento previo y posterior que conlleva vivir en España.

Elio Martínez.

22:45 Galletas a mano, auriculares preparados, sillón en posición, salón despejado. 

23:00 Sofá, atrápame rápido en el sueño que tengo que dormir algo. 

23:27 Aún sin dormir, voy a estar fatal. 

23:38 J*der. 

2:46 Dios, esto no puede ser sano. 

2:47 No puedo hacerlo, me encuentro mal. No puedo.

2:48 Venga, enciendo la tele. 

2:49 Un vaso de agua. Navegador/Twitter.

2:57 ¡No queda nada!

3:00 Let's do this. 

3:10 Qué ambiente, qué maravilla. Las Finales son únicas.

4:08 Descanso. Cafetera en marcha. 

4:13 Madre mía como me están sentando el café y las galletas. 

4:18 Definitivamente ya tenemos al menos tres temas sobre los que escribir en cuanto acabe el partido.

5:05 Si me llego a perder esto no me lo perdono.

5:37 Testigo de la historia en directo. 

5:44 Camino del despacho. Momento de darle a las teclas. 

6:58 ¿Son ya casi las 7?

7:15 Tres horas de sueño y arriba. Vamos. 

7:33 ¿Estoy soñando despierto? Voy a estar fatal. 

10:10 ¿Qué día es hoy?

Y tú, ¿cómo ves las Finales? El anterior lleva siendo mi método desde hace 26 años para poder verlas en directo desde España y no suele haber apenas variaciones. En algunos partidos no me he acostado al terminar porque ya es de día, pero por regla general trato de dormir algo antes y después.


El logotipo de las Finales continúa evolucionando

Otra vez nuevo diseño para presentar las Finales y otra vez que me quedo un poco frío. Los tres modelos de 2010 a 2019 no me convencen —el de este año es un poco meh— y sigo pensando que se tocó techo con el de 1994 (el de 1995 era idéntico). Aquellas variaciones de 1989 a 1995 fueron magníficas.

Las dos versiones de los threepeats de los Bulls de Jordan y los Lakers de Kobe/Shaq no estaban mal, pero les faltaba la presencia y solemnidad de los anteriores. El de 2003 es mejor ni comentarlo.

Entre 2004 y 2009 se volvió a un diseño marcado por la tipografía empleada a los comienzos de los 90 y creo que los de 2008 y 2009 son también buenos diseños que no me importaría volver a ver.

Por cierto, hay tanto decorado en los parquets de las canchas de hoy en día que lo de poner el logotipo de los playoffs o las Finales en el suelo que pisan los jugadores se ha perdido. Parece que para siempre. Es algo que echo de menos y además servía para, años después viendo un resumen o una fotografía, identificar rápidamente a qué año y serie pertenecía ese partido.